El aceite lubricante también está sometido a la contaminación sólida que el filtro debe mantener controlada. En este caso el filtro de aceite se obstruye. En condiciones normales los contaminantes sólidos y orgánicos circularán suspendidos.

Los filtros de aceite son indispensables en los sistemas de lubricación de los motores de combustión interna.

Su función es mantener la limpieza del aceite lubricante controlando la contaminación sólida, que puede provenir de fuentes externas, o de la operación del motor.

Los aceites modernos, con denominaciones APISE, SF y SG para motores de gasolina o CD y CE para diesel son muy resistentes a las condiciones severas, como alta temperatura y acidez.

Aditivos Estos lubricantes más desarrollados conservan sus propiedades a lo largo de intervalos extendidos de cambio, sin sufrir deterioro químico apreciable.

Ver Noticia Completa... Fuente: El Tiempo